La doma de la bravía

La doma de la bravía

Como supo experimentar en carne propia el bueno de Bautista, hay caracteres que llevan su tiempo doblegar. Claro que sólo es una fábula que viene  a cuento de cepas presuntamente irredimibles y que, en nuestra primavera de doncellas empoderadas, le hubiera valido la cancelación al propio Shakespeare. Tal es la fama que ha sabido ganarse el Tannat fungiendo, además,  como varietal insignia de nuestros hermanos del vecino Uruguay.   Porque convengamos que entre nosotros reina un ombliguismo bastante cómodo que hace que no nos aboquemos mucho a tratar de ver, entender o siquiera probar, los vinos que se hacen al otro […]

Leer mas »