Sudestada

A la inquieta cartelera de opciones de la gastronomía porteña se acaba de sumar un lujo. El Hotel Meliá Buenos Aires, junto a su representación diplomática y Zuccardi Valle de Uco serán los anfitriones del Festival Gastronómico de Indonesia.

 

Del 9 al 12 de abril en el restaurant del hotel, mediodía y noche, tendremos la posibilidad de experimentar una de las cocinas más destacadas del Sudeste Asiático de la mano de Yono Purnomo. El chef, con más de 40 años de experiencia, es responsable de restaurants como Yono’s (top 100 USA) y del Win Indonesian Grill & Gastrobar.

 

Tuvimos la oportunidad de asistir a la preview con un menú de cinco pasos que presenta un panorama generoso de las propuestas de este país asiático. Para los que lo conocen no sorprende la impronta mayoritariamente suave  en cuanto a la salazón, con apenas unos momentos donde la experiencia comienza  a arder. Pero, y a diferencia de vecinos como Thailandia o la India, en la cocina de Indonesia suele campear una paleta de condimentos con  una impronta menos ardiente.

 

Hay que tener en cuenta que este perfil de cocina, en el rubro bebidas, suele recurrir mucho a la cerveza, cuando no al agua lisa y llana. Así que ubicar las opciones de maridajes con los vinos de Zuccardi fue un ítem que el chef Yono no iba a tomar a la ligera. “Fueron muy meticulosos– comenta la ambassador de Zuccardi Laura Sotelotuvimos que enviarles varias muestras para que probaran y eligieran con cuáles de nuestros vinos querían maridar sus platos.”

 

El recorrido por los sabores de Indonesia arrancó con un Kare Ikan Laut, un suave curry de tres texturas, abadejo, merluza negra y langostinos que se presentó con un Zuccardi Torrontés Serie A.

 

De segundo llegó la típica sopa que acompaña toda comida en aquel país. Un caldo de pollo con vegetales, ligero y muy gustoso, con cúrcuma y la presencia casi evanescente de la ubicua leche de coco. Es recomendable estrujar la rodajita de lima contra el borde del cuenco, algo que le suma una pincelada fresca al conjunto. Aquí pasamos al Zuccardi Q Chardonnay, un blanco más complejo cuya untuosidad y acidez casaban de maravilla con la sopa.

 

A continuación una pechuga de pato cubierta de chicharrones, clásicos y en un crocante de lámina muy fina, justo para abrirle el juego a los tintos con una Bonarda de la Serie A.

 

Seguimos con tintos para la presentación de la piéce de rèsistance del menú, el célebre Rendang. Se trata de un curry de cocción larga (originario de la etnia Minangkabau) donde la carne de cordero termina deshilachándose en la salsa. Este sí es un ejemplo de curry picante y se lo acompañó con un típico side de verdes salteados y unas croquetas de arroz bastante neutras junto a unos pequeños cubos de ananá más ácido que dulce. El tinto elegido fue un magnífico Zuccardi Q Cabernet Sauvignon 2014.

 

A los postres, y como no podía ser de otra manera tratándose de una cultura tan “dulcera” el chef Yono optó por el decimonónico Kolak Pisang. Es un postre basado en plátanos cocidos con helado, azúcar de palma y leche de coco que cerró este verdadero festival de sentidos y recuerdos junto al dorado otoñal del Malamado de Viognier.