Lo viejo y lo nuevo

En «El maestro de Go» Yasunari Kawabata representó como nadie la dinámica del conflicto entre lo viejo y lo nuevo a través de la historia de la lucha interminable entre el protagonista y su joven adversario. Pese a que pocas culturas muestran tanto respeto por sus mayores como la nipona Kawabata planteaba a ese combate final como el canto de cisne del viejo Maestro y con él el adiós a toda una era. Por suerte no todos en aquel país lo sienten del mismo modo y los 140 años de la manufactura japonesa Seiko parecen la prueba de haber hallado una instancia superadora.

 

Con los incordios fruto de la pandemia, la celebración de tal aniversario tuvo que ser virtual. La Seiko Online Summit 2021 aunque también hizo foco en ella  sirvió además para presentar las novedades de la marca. Entre las cuales una fue muy ilustrativa, no sólo por lo que en sí presentaba sino como ejemplo de la prédica de Seiko.

 

En el segundo día de exposiciones le tocó el turno a Takumi Kishino, responsable de Diseño de la línea Prospex la cual se especializa en relojes deportivos. «Desde su creación en 1979 Prospex ha sostenido una idea: aunar dos de los lemas de Seiko «Seguir adelante» y «Evolucionar nuestra herencia»-comenta Kishino- y por eso siempre estamos pendientes de nuestros grandes hitos y de cómo ellos podrían ser integrados al presente

 

Por ello los nuevos desarrollos basados en el legendario modelo Alpinista de 1959 son un claro ejemplo de esta búsqueda. El Alpinista fue pensado para el montañismo y dedicado a uno de los más célebres escaladores de Japón. Uno de sus rasgos principales era un pieza extra de cuero por debajo del strap para proteger la caja de la sudoración y una distribución del cuadrante que claramente recuerda una rosa de los vientos. «Con la nueva serie dedicada a este modelo icónico nos decidimos por dos variantes– continúa el diseñador- una Edición Limitada de, por supuesto, 1959 piezas que recreara aquel Alpinista incluyendo su protección de cuero y una serie con una carátula inspirada en él pero con una impronta más volcada  a un reloj del día a día.» Una de las cosas que más me llamó la atención cuando tuve la oportunidad de visitar la manufactura fue el verdadero culto que Seiko dedica a la optimización. Más allá de las innovaciones desde cero son grandes devotos de mejorar modelos y calibres ya existentes. Y en este Alpinista dicha vocación queda bien a las claras. Se le ha incorporado un fechador, además de pasar a un Calibre 6L mejorado y remplazar el plexiglás original por un zafiro con tratamiento antirreflejo y ligeramente convexo adicionándole al grosor total de la caja apenas un milímetro más.

Deja un comentario