Tricolor

Omega ha tenido desde siempre  (inauguró con su Marine los relojes sumergibles de serie) una relación entrañable con el mar. Tanto sobre su superficie o hundiéndose en sus profundidades, esta manufactura ha sido la opción para muchos devotos de Neptuno. Uno de los rasgos que la ha vuelto tan popular es su innegable carácter de reloj-herramienta. Robustez, confiabilidad y una muy fácil lectura son parte del ADN que ha llevado a Omega a su doble papel en la próxima America’s Cup:  cronometrador oficial de la regata y  reloj insignia del Emirates Team New Zealand a la sazón el campeón reinante y con quienes lleva ya un cuarto de siglo de colaboración.

 

Para tan magna ocasión Omega acaba de presentar una Edición Limitada de 2021 ejemplares de una versión asaz marinera de su Planet Ocean. Este robusto guardatiempos se lucirá en las muñecas de la tripulación y de algún otro afortunado con alma de navegante.

 

El Omega Seamaster Planet Ocean 600M 36th America’s Cup deslumbra con el colorido despliegue de detalles que mentan a la bandera de los Estados Unidos, creadores de la competencia. Más allá de cualquier debilidad por la tricolor del Tío Sam hay que admitir que la combinación resulta tan atractiva como logrados son sus componentes. Por empezar el famoso bisel unidireccional está tallado a láser en acero noble con una presencia mayoritaria del azul pero con un pre-start que incluye sendas divisiones en rojo y en la inédita opción de cerámica blanca.

 

Ese mismo blanco se repite en el fondo sobre el que se puede leer la marca, su indicación como calibre Co-Axial más la leyenda “36th America’s Cup” y en el pespunte de la malla de caucho estructurado en azul bordeado de rojo. Otro detalle es que el contrapeso del segundero tiene la forma de su legendario trofeo.

 

Para los que pudieran estar temerosos de que sus rotundos 43,5 mm de caja (más un grosor atendible) acabaran por convertirlo en un reloj aparatoso e incómodo de llevar hay que recordarles la nueva curvatura de sus asas que aportan mucho a su ergonomía. Dentro de esa misma caja de acero se encuentra un calibre Master Chronometer 8900. Esta denominación significa que Omega lo ha expuesto a su riguroso y exclusivo proceso de certificación METAS todavía más exigente que el avalado por el sello COSC.